lunes, 29 de agosto de 2011

Spot de la semana: "Elogio de la vejez"

En una época en que se glorifica la eterna juventud (aunque para lograrla haya que recurrir al botox, la cirugía plástica o los tintes para el cabello ), es agradable ver anuncios como éste, que plasma con mucho cariño la etapa tan maravillosa de la vida que es la vejez.

Una fiesta con los hijos y los nietos, con los amigos y con sus mujeres, con aquel compañero de mus, o aquel otro que conocimos en la mili... y que aún nos sigue escribiendo.

Así, en un ambiente de cariño, en un día especial, la vida se adorna con todo lo bueno que hemos vivido: los recuerdos, la familia, los amigos... La hija sonríe: "Siempre me leías el mismo cuento, pero cada noche hacías que fuera distinto". Y la mujer, que vivió su juventud en los 50, suspira: "A mí siempre me has recordado a Sinatra...". El amigo futbolero saca a relucir su memoria de elefante: "25 de julio del 52. ¡Qué golazo metió Di Stéfano!". Y de nuevo recuerda su mujer: "De pequeño quería ser como aquel gran actor...".

Sí, la vejez es el tiempo donde las cosas se remansan, y todo lo que uno ha sembrado florece al fin en todo su esplendor. La sociedad camina de prisa, y con frecuencia se olvida de esas personas casi inmóviles que un día lucharon, trabajaron, y sufrieron, y compartieron guerras y hambre... pero lucharon lo indecible para formar una familia y para sacar adelante a su país.

No nos olvidemos de ellos. Porque ellos se acuerdan muy bien de nosotros cuando éramos pequeños. Disfrutan recordando cuando nosotros les necesitábamos... y siguen recordándonos cada día, aunque ahora no se acuerden de lo que han hecho esta misma mañana.

viernes, 26 de agosto de 2011

Paradojas de la comunicación digital (1): Vida "online", vida "off line"

(Por Francisco J. Pérez-Latre)

Muchos recordarán el 2010 como el año de Facebook, Wikileaks y el iPad. La empresa de Mark Zuckerberg, hombre del año de la revista Time en 2010, estaba valorada en enero de 2011 en 50.000 millones de dólares, superaba los 600 millones de usuarios y crecía a un ritmo de 700.000 usuarios… al día.

El 28 de noviembre de 2010, Wikileaks adquirió protagonismo mundial con la publicación de sus “papeles secretos”. Era el triunfo de la transparencia “radical” de los entornos actuales de la comunicación, donde podría aplicarse la máxima “si no quieres que se publique, no lo escribas”. Los que difunden comunicación deben plantearse que todo está expuesto a la mirada escrutadora de la red. La exposición a la opinión pública de Julian Assange ha sido tan intensa que muchos consideraron que el fundador de Wikileaks debía ser el hombre del año de Time en lugar de Zuckerberg.

El iPad fue acogido con entusiasmo por los usuarios, que admiran tanto sus utilidades como su estética. Ordenador portátil y versátil como pocos, integra capacidades que antes exigían máquinas diferentes, y facilita compartir vídeo, música y presencia en medios sociales. Algunos diarios y revistas lo ven como una tabla de salvación. La “experiencia de uso” de diarios y revistas se ve considerablemente mejorada: nuevas oportunidades asoman en el horizonte. De momento, News Corporation y Apple se asociaron ya a través del esperado The Daily. El 2 de marzo de 2011 apareció el iPad2. A finales de marzo de 2011, se habían vendido ya más de 19 millones de unidades. Facebook, Wikileaks y el iPad pueden servir como símbolos del entorno actual.

Un panorama rico en oportunidades

En la comunicación siempre ha habido luces y sombras, problemas y oportunidades. El actual panorama digital es rico en oportunidades. Podría decirse que el mundo está en la palma de nuestra mano, que estamos a “un sólo click” de contenidos actualizados e interesantes, que podemos tener una audiencia mundial. A la vez, la cercanía de noticias, entretenimiento, y juegos, provoca distracciones y empuja a algunos públicos a la gratificación instantánea, con sus lógicas secuelas de adicción.

Frenar el acceso a la red y los soportes móviles no parece la mejor opción educativa, y puede resultar incluso impracticable en la era “sin hilos”. Pero a estas alturas sería ya poco razonable ignorar los problemas que se derivan del uso inadecuado de los medios digitales. La mayor parte de estos problemas existían en los medios analógicos: el exceso en el “consumo”, la proliferación de contenidos que, por decirlo suavemente, lesionan la dignidad humana, la explotación del sensacionalismo…

Vida "online" y "offline"

La vida online no puede sustituir a la vida offline. Dicho de otro modo, la tecnología está al servicio de las personas, y debería hacernos más sociales.En algunas situaciones las tecnologías pueden favorecer el anonimato. Y conviene subrayar que en la comunicación digital es frecuente que no estén presentes las pistas visuales y verbales que aportan los encuentros cara a cara.

Pero también es verdad que la comunicación digital permite llegar a más personas y conservar con ellas al menos cierto grado de cercanía. A la vez, la multiplicación de “amistades”, en sí un fenómeno interesante y positivo, provoca también un crecimiento potencial de los encuentros con extraños y otros peligros. De esta manera, los riesgos de cyberbullying aumentan.

La cuestión no parece resuelta, pues algunos públicos demuestran una falta de empatía inquietante, que podría verse facilitada por el “automatismo” o la distancia en la comunicación de personas que más que hablar, envían mensajes. La conexión permanente está provocando ya síntomas evidentes de adicción, e incluso “síndromes” de falta de memoria.

Por tanto, otra de las paradojas de la comunicación digital es la tensión entre aislamiento y búsqueda de contacto con amigos y contactos profesionales. Por una parte, algunos parecen refugiarse en relaciones virtuales que sustituyen la conversación directa para personas con escasa empatía y competencias sociales. Por otra, se incrementa el número de amistades y se intensifica la relación con los que tenemos más cerca. ¿Estamos ante la autonomía o ante la socialización? De alguna forma, el aislamiento es un indicador de que la comunicación no funciona. Si usamos bien las tecnologías digitales, nuestra cercanía a los demás se incrementará. Estamos ante la presencia de una constante de la comunicación humana, que siempre encuentra nuevos modos de expresarse.

A veces, la distinción entre “vida online” y “vida offline” confunde un poco. La vida “online” o virtual es vida real (aunque no sea física). Es decir, la vida “online” es tan real como la vida misma, ocasión de despliegue de la propia personalidad y ejercicio de las virtudes (o de los defectos). Los que muestran respeto en la vida “offline”, son también respetuosos en la web. La web es una “plaza pública”, donde nos retratamos constantemente.

Por eso, también en la red es necesaria la etiqueta. Basta asomarse a los comentarios en los blogs, Twitter, Facebook o YouTube para descubrir usuarios que, amparados en el anonimato, profieren insultos, siembran discordia y se muestran descorteses, hostiles y enfadados. La red es una extensión de las relaciones personales. Por eso hay que reivindicar la comunicación franca y abierta, el optimismo, la cortesía, el respeto, el agradecimiento y la buena educación. Hay una revolución pendiente: la revolución de la amabilidad.

(Continuará: viernes 2.IX)

lunes, 22 de agosto de 2011

Spot de la semana: "Solidaridad online: YouTube para escolarizar niños"



En las Navidades de 2010, ING Direct lanzó un vídeo solidario en YouTube para recaudar fondos en favor de UNICEF. He aquí la explicación de aquel proyecto. Con esta iniciativa quería facilitar el acceso a la educación a cerca de 100 millones de niños que aún permanecen sin escolarizar en todo el mundo.

El centro de la campaña es ese vídeo online, cuya novedad -desde el punto de vista creativo- era que el usuario sólo podía visualizarlo si enviaba un mensaje de móvil cuyo coste era 1,20 euros. La recaudación se destinaba al programa Chances for Children, que desarrolla la entidad bancaria en colaboración con Unicef.

Ciertamente, vemos muchos vídeos insulsos en You Tube: algunos divertidos, otros curiosos, y otros simplemente “tontos”, pero éste es verdaderamente original. Como señala el director creativo de la campaña: “Es algo nuevo, porque presenta un vídeo online que puedes ver sólo si donas una pequeña cantidad de dinero. Además, el usuario participa activamente en una acción solidaria. Porque es, directamente gracias a su ayuda, por lo que todo se pone en marcha”.

En los tiempos que corren, es una iniciativa que merece la pena reseñar. No abundan excesivamente los anuncios que aúnan la Publicidad con los Valores.

lunes, 15 de agosto de 2011

Las 50 mejores películas sobre la juventud

Con motivo de la JMJ 2011, la página Decine21 ha publicado su lista de 100 filmes sobre la juventud. A partir de ese elenco, y pensando en historias que aporten ilusión y optimismo, he elaborado esta relación de las 50 mejores películas sobre los jóvenes.

Son películas que aúnan lo mejor de esa etapa en la que uno quiere cambiar el mundo, haciéndolo más justo y más humano. Pensando en protagonistas adolescentes o en la primera juventud (14-20 años), y dejando al margen otras historias más propias de la infancia (¡Adiós, muchachos!, Los chicos del coro, etc.) he seleccionado filmes de jóvenes que rezuman romanticismo y entrega, sacrificio y amor; aunque también he incluido otros más tristes o serios, porque ayudan a reflexionar.

Pienso que este listado puede ser útil para cualquier cine-fórum con adolescentes y chicos jóvenes. Que lo disfrutéis. Y, si es posible, decidme cuáles son vuestras preferidas. Muchas gracias.

1. Cielo de octubre
2. Carros de fuego
3. Una historia del Bronx

4. El club de los poetas muertos

5. Slumdog Millionaire


6. Sophie Scholl: los últimos días

7. El indomable Will Hunting

8. Descubriendo a Forrester

9. La fuerza de uno

10. El club de los emperadores


11. Rebelde sin causa

12. Romeo y Julieta (1968)

13. Enrique V (1989)

14. El Señor de los anillos

15. Caballero sin espada


16. Gran Torino

17. Esa cosa llamada amor

18. American Graffiti

19. Peggy Sue se casó

20. West Side Story


21. La mejor juventud

22. Forja de hombres

23. Esplendor en la hierba

24. El secreto de vivir

25. El hombre sin rostro


26. La guerra de las galaxias

27. Un paseo para recordar

28. Las crónicas de Narnia

29. Ni uno menos

30. Tucker, un hombre y su sueño


31. El camino a casa

32. Leones por corderos

33. El joven Lincoln

34. In Good Company

35. La red social


36. El diario de Ana Frank

37. Winter's Bone

38. Cuenta conmigo

39. Tiempos de gloria

40. Beau Geste


41. El joven Edison

42. El señor de las moscas

43. Rudy, reto a la gloria

44. La ola

45. Napola


46. Billy Elliot (Quiero bailar)

47. El milagro

48. Regreso al futuro

49. Recursos humanos

50. Quiero ser como Beckham

miércoles, 10 de agosto de 2011

Ocio y hogar en España: ¿a qué dedican el tiempo mujeres y hombres?


Desde hace siete años, en España la informática resta tiempo al ocio en la calle; aumenta el tiempo de participación masculina en tareas domésticas; y crece también el de seguimiento de los medios de comunicación hasta alcanzar una media de casi cuatro horas diarias, ya sea como actividad principal o secundaria. Estos son algunos de los resultados que muestra la última Encuesta de Empleo del Tiempo realizada por el Instituto Nacional de Estadística (INE).

La Encuesta de Empleo del Tiempo 2009-2010 recoge las respuestas de 19.295 personas de 10 y más años. Se trata de una muestra de unas 11.000 viviendas, y recaba información sobre las actividades diarias realizadas por los encuestados a través de diarios personales y cuestionarios de hogar e individuales.

Los datos obtenidos permiten hacerse una idea sobre el tiempo aproximado que dedican los españoles y los extranjeros residentes en España a las siguientes actividades: 1. Cuidados personales (dormir, comer y otros); 2. Trabajo remunerado; 3. Estudios; 4. Hogar y familia; 5. Trabajo voluntario y reuniones; 6. Vida social y diversión; 7. Deportes y actividades al aire libre; 7. Aficiones e informática; 8. Medios de comunicación; y 9. Trayectos y tiempo no especificado.

Los resultados recabados ahora permiten al INE establecer una comparación con los que obtuvo en una encuesta similar que realizó en 2002-2003, hace siete años. Así se puede ver la evolución de los hábitos de los españoles y de los extranjeros residentes en España en este ámbito.

La informática resta tiempo a la calle

Un primer cambio significativo producido en este período es que el ocio en la calle ha perdido terreno frente a otras formas de entretenimiento que no requieren el trato directo con los demás.

Esto se aprecia en el trasvase de participación que ha tenido lugar entre las actividades de vida social y diversión a las de aficiones e informática. Mientras que en 2002-2003 el 67% de las personas encuestadas realizaba actividades de socialización, siete años después este porcentaje ha caído al 58%, y se dedican 25 minutos menos que en 2003.

En cambio, con las actividades relacionadas con aficiones e informática ha ocurrido justo lo contrario. Si en 2002-2003 rondaba el 18%, en 2009-2010 ha aumentado hasta casi el 30%, con un tiempo medio de dedicación de casi 2 horas (1:54). Este aumento tan significativo se debe en buena medida al tiempo dedicado a las redes sociales, búsqueda de información en Internet, juegos informáticos, etc.

Diferencias entre mujeres y hombres

La encuesta del INE también llama la atención sobre las diferencias existentes entre el empleo del tiempo entre mujeres y hombres. La participación de las mujeres en el trabajo remunerado ha aumentado tres puntos, mientras que la de los hombres ha disminuido cuatro. No obstante, todavía hay más de 10 puntos de diferencia entre la participación masculina (39%) y la femenina (28%). Pero el tiempo medio diario dedicado al trabajo remunerado por los hombres (7:55) supera en más de una hora al de las mujeres (6:43). Una diferencia que contribuye a explicar por qué los hombres suelen ganar más que las mujeres.

Otro hecho significativo es que el tiempo medio dedicado al trabajo remunerado ha disminuido en 23 minutos respecto a 2003.

En cambio, en lo que se refiere al trabajo doméstico no remunerado (hogar y familia), las mujeres dedican casi dos horas más que los hombres (cuatro horas y media frente a dos y media). Otro dato a tener en cuenta en este apartado es que en los últimos siete años ha aumentado en casi 5 puntos el porcentaje de hombres que han empezado a involucrarse en las tareas domésticas, y que ahora alcanza al 75%. En el caso de las mujeres, casi el 92% participan en estas tareas.

En la misma línea, también se ha reducido en más de media hora la diferencia del tiempo medio dedicado al trabajo doméstico entre hombres y mujeres.

Acompañados por la tele

El INE también destaca como resultado de su encuesta el creciente seguimiento de los medios de comunicación experimentado en estos últimos siete años, en lo que se incluye el tiempo dedicado a leer, ver la televisión o escuchar la radio. Este tiempo ha aumentado en 19 minutos, hasta llegar casi a tres horas diarias.

Como se pueden realizar varias actividades a la vez, los autores de la encuesta pidieron a los informadores que distinguieran cuáles de ellas consideraban principales y cuáles secundarias. Con esta forma de contar, el resultado es que un 54,7% ha incluido como actividad secundaria el seguimiento de los medios de comunicación en algún momento del día. Esta actividad, como principal o secundaria, es casi universal, pues alcanza al 88% de la población.

Según otras mediciones, solo el consumo televisivo alcanzó en 2010 casi cuatro horas (234 minutos), aunque parte de la audiencia ve la televisión mientras utiliza Internet, igual que otros oyen la radio mientras hacen otras cosas.

Vía: Aceprensa

lunes, 8 de agosto de 2011

Spot de la Semana: “Si pudiera elegir, elegiría tenerte”

Todos hemos conocido a alguien que ha sido padre con más de 50 años. Por eso nos parece tan humana la reacción que vemos en el protagonista: “No me lo esperaba. No me veo preparado… ¡Yo ya no estoy para cambiar pañales”.

Pero todos hemos visto como la paternidad nos cambia el corazón, nos rejuvenece y hace surgir en nosotros una ternura infinita. Yo lo vi en mis padres: ellos rejuvenecieron cuando fueron abuelos por primera vez… Vi el despertar de una nueva ternura que nos emocionó a todos sus hijos. La madurez es también una época para amar, para dar lo mejor de sí mismo.

El anuncio es la narración nostálgica de un hombre ya acomodado que un buen día sabe que va a ser padre. Primero sobre viene el desconcierto, la angustia, el miedo a verse superado… Pero luego, cuando ve la carita del bebé recién nacido, todo cambia. Es preciosa la frase que pronuncia cuando coge al niño en sus brazos y lo recuesta sobre su hombro: “Entonces agarré el teléfono y llamé a todos mis amigos para decirles que la beba y yo habíamos llegado a un acuerdo: Yo le cambio los pañales y ella me cambia la vida…”.

Esta publicidad llega en directo al corazón de la audiencia, y muy especialmente a quienes tenemos padres que superaron los cincuenta. Creo que a todos nos ayuda a ver el mundo de otra forma. “Si pudiera elegir, elegiría tenerte…”.

jueves, 4 de agosto de 2011

Selección de películas para el verano 2011

Como todos los años, José Mª Caparrós publica en Cinemanet su "lista de filmes" para disfrutar en la época estival. La clasificación viene dada por orden alfabético. Todas ellas se estrenan en DVD este verano:

El castor (USA, 2011). Dtora.: Jodie Foster, con Mel Gibson y Jodie Foster. Color – 91 min.
Nueva realización de la actriz y directora Jodie Foster, muy bien interpretada por un recuperado Mel Gibson. Plantea temas de gran calado moral y existencial. Es un drama intimista, que reivindica el cariño familiar.

De dioses y hombres (Francia, 2010). Dtor.: Xavier Beauvois, con Lambert Wilson y Michael Lonsdale. Color – 120 min.
Una de los más importantes filmes religiosos de esta temporada, que ha batido récords en el país vecino. Narra el histórico asesinato de siete monjes cistercienses en la Argelia contemporánea por un terroristas islámicos, en 1996. Gustará más al público mayor.

El discurso del rey (GB, 2010). Dtor.: Tom Hooper, con Colin Firth y Geoffrey Rush. Color – 118 min.
Otra modélica película histórica británica, que relata un episodio de la vida del rey Jorge VI, y de cómo superó la tartamudez al llegar al trono. Gran interpretación. Obtuvo los principales Oscar de este año.

Encontrarás dragones (España-USA-Argentina, 2011). Dtor.: Roland Joffé, con Charlie Cox y West Bentley . Color – 117 min.
Original biopic de los primeros años de San Josemaría Escrivá, ambientado en la Guerra Civil española y en la época actual. Muy bien interpretado y dirigido, trata primordialmente del tema del perdón.

En un mundo mejor (Dinamarca, 2010). Dtora.: Susanne Bier, con Mikael Persbrandt y Trine Dyrholm. Color – 113 min.
Esta impresionante película obtuvo el Oscar de Hollywood al Mejor filme de habla no inglesa. La antigua directora del movimiento Dogma 95 ha realizado una pieza de hondura sociopsicológica, que hará reflexionar al público intelectual.

El estudiante (México, 2009). Dtor.: Roberto Giraud, con Jorge Lavat y Norma Lazareno. Color – 95 min.
Se trata de una simpática comedia mexicana, que ha batido récords de taquilla y premios en su país. Con grandes valores humanos, toca temas de candente actualidad. Espléndida interpretación del septuagenario Jorge Lavat.

Más allá de la vida (USA, 2010). Dtor.: Clint Eastwood, con Matt Damon y Cécile de France. Color – 129 min.
Nueva realización del maestro Clint Eastwood, ahora sólo detrás de la cámara, que apunta tímidamente la existencia del Más Allá. Es otro thriller perfectamente dirigido por el último clásico de Hollywood.

Midnight in Paris (USA-España, 2010). Dtor.: Woody Allen, con Owen Wilson y Marion Cotillard. Color – 100 min.
Magistral película de Woody Allen, coproducida por Mediapro y rodada en la capital francesa, que evoca también el París de los años 20 del siglo pasado y la Belle époque. Gustará más a los fans del cómico norteamericano y a los cinéfilos.

El rito (USA, 2009). Dtor.: Mikael Hafström, con Anthony Hopkins y Colin O’Donoghue. Color – 114 min.
Impactante thriller demonológico, basado en hechos y personajes reales. Es una película sobria -lejos del estilo del célebre El exorcista-, que pone en evidencia la existencia del diablo.

También la lluvia (España, 2010). Dtora.: Icíar Bollaín, con Luis Tosar y Gael García Bernal. Color – 104 min.
Importante película autóctona -sin duda, la mejor del pasado año-, que evoca la Colonización española a través del rodaje de un filme en Bolivia, en plena Guerra del Agua (enero de 2000).

El último bailarín de Mao (Australia-USA-China). Dtor.: Bruce Beresford, con Chi Cao y Bruce Greenwood. Color – 117 min.
Brillante biopic del bailarín Li Cunxin, que reconstruye la Dictadura comunista China, la época post-Mao y la América capitalista actual. Bien interpretado, posee escenas de ballet fascinantes.

Valor de ley (USA, 2010). Dtores.: Joel y Ethan Coen, con Jeff Bridges y Matt Damon. Color – 110 min.
Remake de un clásico del Oeste, de Henry Hathaway (1969), que había proporcionado el Oscar de Hollywood a John Wayne. Ahora es el hoy veterano Jeff Bridges quien incorpora el ex pistolero del ojo tapado. Para amantes del género western.

Vivir para siempre (España, 2010). Dtor.: Gustavo Ron, con Alex Etel y Ben Chaplin. Color – 95 min.
Segundo largometraje del cineasta español Gustavo Ron (Mia Sarah), rodado en Gran Bretaña y con actores ingleses. Trata con gran originalidad el tema de la muerte de un niño afectado de cáncer. Obtuvo el Premio Cinematográfico “Familia” 2010.

Wall Street: El dinero nunca duerme (USA, 2010). Dtor.: Oliver Stone, con Michael Douglas y Josh Brolin. Color – 127 min.
Segunda parte de Wall Street (1987), del mismo Oliver Stone, ahora centrada en la crisis económica y moral de nuestros días. Resulta bastante ilustrativa sobre el funcionamiento de las finanzas en este nuevo milenio. Para los más cinéfilos y economistas, cabe recomendarles también el documental Inside.

lunes, 1 de agosto de 2011

Spot de la semana: "Para ti, ¿qué es mejorar?"

"Mejorar" es una aspiración universal del hombre. Todos sentimos dentro de nosotros un impulso íntimo a crecer, a enriquecernos como personas. Sabemos que la vida es mejora, desarrollo, búsqueda de plenitud... Por eso nos decepciona el amigo o el conocido que se queda en la mediocridad. Porque renunciar a ser mejor persona es renunciar a la propia vocación el mundo.

Está claro que no puedo mejorar en todo. A veces, decido abandonar un proyecto que había comenzado y no es por falta de interés o de constancia. Puede ser por falta de tiempo, porque debo cuidar mi salud, porque decido atender a mis padres, o -no pocas veces- porque asumir ese compromiso dejaría a mi familia muy atrás, y ella está mucho antes que todo eso. En esos casos -y en diverso grado-, esa renuncia personal está llena de plenitud, porque se hecho para mejorar en cosas más importantes para la propia vida, y esas pequeñas renuncias iluminan el sentido de las cosas que apreciamos.

La pregunta es, entonces: ¿en qué debo mejorar? O : ¿qué es mejorar para mí?

En el anuncio que hoy os propongo se nos ofrecen muchas respuestas a esa doble pregunta. Para unos, la clave está en los detalles: "Mejorar es un color, un gesto, una décima". No pocas veces, eso es así -respectivamente- en la vida de un pintor, de un novio, de un atleta. "Mejorar es un número o una letra". Así de sencillo.

Al final, en la última parte, el discurso publicitario cobra tonos más emotivos y brillantes, porque ahondan en la belleza del corazón humano. "Para algunos, mejorar es estar más cerca (el marido, de su mujer; los padres, de sus hijos). "Para ella, mejorar son ellos" (sus hijos; y, como profesora, sus alumnos). "Para él, es querer cambiarlo todo" (Y así hay que quererlo y aceptarlo)... "Mejorar es saber a dónde vamos sin olvidar de dónde venimos"...

Hay mucha sabiduría escondida en el fondo de esa gran pregunta. Pero no hay respuestas hechas. Cada uno, personalmente, debe enfrentarse a ese interrogante y tratar de responder con toda su vida.

Para ti, ¿qué es mejorar?