lunes, 26 de septiembre de 2011

Spot de la semana: "Saber escuchar, saber comprender, saber amar"

El spot de esta semana nos narra la historia de una adolescente sumida en la contradicción. Se siente frustrada al ver que su padre es motivo de burla entre sus compañeras. Un odio interno se dirige, sin quererlo, hacia él: “¿Por qué me ha tocado un padre sordomudo? ¡No lo merezco! Yo quiero un padre normal…”.

No se da cuenta de que es un deseo amargo, además de egoísta: lo que le mortifica no es que no pueda hablar con él –sí que hablan, sobre todo él-, sino que sus amigas le vean como a un inútil.

Ella no deja que aflore el amor que siente por él, y que se manifiesta cuando sale en su defensa en el patio del colegio. Bajo esa coraza de frustración y rechazo, hay un corazón que podría amar, pero que ha renunciado a hacerlo.

Por eso es incapaz de oír tantas cosas buenas que el padre le dice (nosotros nos daremos cuenta sólo al final); por eso, en realidad, es ella la sordomuda: ni quiere hablarle ni es capaz de escucharle. Y mucho menos de entenderle: cuando se opone a que inicie esa relación, es porque comprende que el chico no le conviene. Quizás debió de decírselo de otra forma, pero no tenemos ninguna duda de que le mueve el amor.

Cuando sobreviene la tragedia –expresión máxima del inconformismo adolescente- el amor y la enterga del padre llegan a conmovernos profundamente: “No deje que muera –dice al médico-. Le daré mi casa y mis ahorros. Déle mi sangre y mi vida. Pero, por favor, ¡sálvela!”.

Mientras sigue el doloroso proceso, entendemos todo lo que le ha ido diciendo desde niña. Y todo se lo ha dicho por amor, por su bien. Por eso el mensaje final resulta tan contundente: “Quizás no exista el ‘mejor papá. Sólo existen esos padres que te aman más que nada en el mundo…

viernes, 23 de septiembre de 2011

“Arrietty y el mundo de los diminutos”: La aventura del corazón

Todos los rasgos que identifican a los Studio Ghibli en sus producciones están presente en “Arrietty y el mundo de los diminutos”, película de animación firmada por Hiromasa Yonebayashi y con guión del mismo Hayao Miyazaki (co-escrito con Keiko Niwa).

Su protagonista es Arrietty, pequeña por estatura -sólo mide 10 centímetros- y también por ser una adolescente que comienza sus incursiones en el mundo de los humanos bajo la mirada atenta de sus padres. Cuando un día es vista accidentalmente por Shô, un muchacho de buen pero delicado corazón, aumenta el peligro para estos diminutos que luchan a diario por evitar su extinción, y se hace necesario emprender una nueva aventura de supervivencia. Será una odisea no exenta de épica porque se trata de seguir viviendo y Arrietty demuestra ser una auténtica heroína, pero también porque hay que recuperar unos afectos perdidos que han dejado un dolor mortal en el corazón.

Con Arrietty nos asomamos a un mundo mágico lleno de dulzura e inocencia, y con ella asistimos al despertar a la madurez de quien mira a la vida con alegría y espíritu de aventura (con un tono positivo y una óptica de iniciación que se mantienen durante toda la cinta). No hay en los ojos de Arrietty el miedo que se percibe en sus padres ni la tristeza de Shô, como tampoco la mezquindad de la criada del caserón ni el espíritu solitario del “incursor” primitivo. En ella todo es jovialidad, espontaneidad y ganas de vivir… y esos sentimientos se contagian alrededor e invaden las luminosas atmósferas de la película, gracias a los tonos vivos y cálidos de color y a unas hermosas canciones e interpretaciones de Cécile Corbel con el arpa.

Encontramos también un dibujo virtuoso que sabe extraer del rostro de Arrietty las primeras impresiones de asombro al descubrir la cocina inmensa o que siente el rubor al ser vista por el humano y sonrojársele las mejillas; que contempla los distintos andares de una madre nerviosa, de una hija jovial o de un Shô triste y pesaroso; o que atiende a los mil detalles del entorno, recogidos con preciosismo y minuciosidad (la pinza para recoger el pelo, el alfiler-espada y los muebles de la casa de muñecas, cada puchero y cada flor…. son una obra de arte de dibujo y color).

En suma, una deliciosa película para la vista y para el corazón, impecable en su historia y realización, que encantará a quienes les guste la animación de Ghibli y las historias llenas humanidad.

Julio R. Chico (La mirada de Ulises)

lunes, 19 de septiembre de 2011

Spot de la semana: "Un canto a la naturaleza y al amor de los abuelos"

El arranque del anuncio presagia tedio y desesperación: "Hola, mamá, soy Laura. ¿Puedo dejarte a los niños esta semana? Aquí están todo el día aburridos, enganchados a la tele...".

Lo intuimos. Una madre con buena voluntad que no puede con sus hijos hiper-tecnologizados. Con el fantasma de la vuelta al cole, intenta capear la última semana de vacaciones enviándolos a la casa rural de los abuelos. "Quizás lo que necesitan es un poco de aire fresco", piensa. Pero, en el fondo, ella misma no cree en el milagro.

Y, sin embargo, el milagro ocurre. Los abuelos, la naturaleza, la casa de campo: todo se alía para un nuevo descubrimiento. El milagro ocurre, sobre todo, en el alma de Pepe, ese adolescente que no sabe quién es y que siempre está aburrido: "Está rarísimo, lo único que le importa son los videojuegos y chatear en el ordenador".

En pocos días, empiezan a surtir efecto la vida sana y el afecto de los abuelos. Sobre todo ellos: ya no son "los viejos", eternos olvidados en la ciudad, sino unos segundos padres que saben derrochar cariño y abrirles los ojos a las cosas buenas de la vida. La comida casera, los juegos al aire libre, los fuegos de campamento; escuchar el mugido de una vaca y ver al ternero cómo se amamanta; coger con las manos los huevos recién puestos, y tumbarse sobre la hierba para ver pasar las nubes; acariciar el trigo alto, y secarse al volver de una excursión, mojados por la tormenta. Y montar a caballo, y dormir en una tumbona, y mirar las estrellas, y despertar con los pájaros. Arreglar una vieja moto se convierte en un desafío... y en un regalo para la madre. ¡Qué satisfacción haber hecho algo útil por su madre!

Al final, Pepe ha cambiado. Y nosotros con él. Hemos vuelto a descubrir esas cosas de siempre que nunca debimos perder. La diversión sana, el amor a la naturaleza, la conversación en la familia. Sobre todo eso: la conversación en la familia. En este spot, el diálogo entre abuelos y nietos se palpa en cada plano, aunque no podamos oírlo. Por eso es tan conmovedora la frase final de la madre dirigida a la abuela: "Mamá, no sé cómo lo haces con los niños...".

El arte de las abuelas para encandilar a los nietos es uno de esos saberes que debemos aprender a valorar. En esta sociedad nuestra, que cada día arrincona más a los mayores, es de vital importancia que descubramos estas dos grandes verdades: que la vida natural no debe ser suplantada por la tecnología; y que el lugar de los abuelos es insustituible en la familia: porque ellos tienen la sabiduría de la vida, una sabiduría amable que es la que verdaderamente importa.

jueves, 15 de septiembre de 2011

Libros para educar a través del cine

Como escribió en su día el filósofo Julián Marías, destacado cinéfilo: “La gran potencia educadora de nuestro tiempo es, sin duda, el cine”. Los autores del manual Adolescentes con personalidad son plenamente conscientes de ello, y fruto de su experiencia docente saben que las películas tienen un enorme impacto en la sociedad actual y de manera especial en los jóvenes.

El cine es la herramienta que utiliza este original proyecto para educar en valores a los jóvenes. El plan comprende tres volúmenes de los que se ha publicado ya el primero, Ideales, dirigido a alumnos de 3º y 4º de Educación Secundaria Obligatoria (14-16 años). Próximamente aparecerán Sentimientos (1º de Bachillerato, 16-17 años) y Voluntad (2º de Bachillerato).

La metodología consiste en utilizar películas contemporáneas para plantear a los adolescentes ejemplos actuales de conducta que sirvan para mejorar y fortalecer su carácter. Los manuales pueden servir para impartir las asignaturas de Educación para la Ciudadanía y Ética, para las clases de Tutoría y también para otras actividades formativas.

El modelo pedagógico consta de tres ingredientes: el libro para el alumno, un CD con cortes de películas actuales sobre los temas que se abordan en el manual y un libro para el profesor con preguntas y respuestas en las que, a partir de las escenas seleccionadas, se plantea un debate entre los alumnos que sirva para fortalecer el aparato teórico. Como escriben los autores del proyecto, el fin de Adolescentes con personalidad es “promover la discusión constructiva sirviéndose del cine”.

Los temas son los propios de los manuales de la materia y tienen mucho que ver con la formación del carácter: la libertad y sus límites; la influencia de los medios de comunicación; la relación con los padres; reflexiones sobre la adolescencia; las creencias religiosas y su influencia en la formación de la personalidad, etc.

Las lecciones teóricas, breves y condensadas, han sido elaboradas para trabajar durante una clase. El tono elegido es optimista, pues los autores parten de que siempre es posible mejorar. Este enfoque facilita la amenidad y la claridad expositiva, adaptada a las necesidades formativas de los alumnos.

El resultado es una apuesta formativa innovadora que puede servir para hablar a estos alumnos de temas y situaciones que influyen y determinan su formación con un lenguaje que les resulta más cercano y ameno. Este lenguaje lo entienden muy bien, pues los adolescentes son grandes consumidores de cine.

- Título: Adolescentes con Personalidad. La educación del carácter a través de la pantalla. Volumen I: Ideales
- Autores: Juan Antonio Ortiz y José Ramón Ledesma
- Edita: Adolescentes con Personalidad. Pamplona (2010). 292 págs. 15 €

lunes, 12 de septiembre de 2011

125 años de Coca-Cola: Alegría, Amistad, Paz, Familia, Felicidad

Este año se cumplen los 125 años de Coca-Cola, una marca que ha llenado el mundo de bebidas refrescantes, pero también de muy buena publicidad.

A lo largo de más de un siglo, sus spots han transmitido valores entusiasmantes y positivos. Sus campañas han hablado de alegría, cuando el mundo naufragaba; han hablado de paz, cuando los países se lanzaban a la guerra; han hablado de familia, cuando la fidelidad y el matrimonio parecían disolverse; han hablado de amistad cuando en todas partes surgía la desconfianza; y han hablado de felicidad en un mundo que parecía abocado a la amargura.

Podemos estar a favor o en contra de esa gran marca, pero no hay duda de que su publicidad nos ha dejado grandes lecciones de ilusión y optimismo, algunas de las cuales se han publicado en la sección El spot de la semana: "El valor de la reconciliación", "Referencias madre-hijo", "El hombre más viejo y el bebé más joven: Un canto a la vida", "Hay razones para creer en un mundo mejor", "Abrazos: ¿Qué sería la Navidad sin ellos?" o "Para todos, sin excepción...".

Por eso hoy quiero dejaros con este pequeño spot, que en apenas 2 minutos hace un gran recorrido por la historia y por su mensaje de felicidad. Que lo disfrutéis.

viernes, 9 de septiembre de 2011

Primer Congreso "Cine y Educación" (Madrid, 14-16 de octubre)

Del 14 al 16 de octubre de 2011 tendrá lugar en la Universidad CEU San Pablo de Madrid el I Congreso Cine y Educación, bajo el lema “El foco en el corazón. La educación de la afectividad a través del cine”.

Esta iniciativa, surgida a raíz de un ciclo de temática semejante el curso pasado, se basa en la premisa -afirman sus organizadores- de que “el cine puede ser una verdadera escuela de formación ética, capaz de orientarnos debidamente sobre cuestiones de gran trascendencia para el desarrollo humano, si aprendemos a interpretar a fondo las experiencias de vida que encierran las películas”.

Sañalan también que consideraron la afectividad como el tema más idóneo para inaugurar estos congresos porque “la afectividad, bien encauzada, vertebra la vida humana, le da sentido y consistencia. Si una persona desconoce las características y leyes internas que rigen los procesos de atracción y enamoramiento, así como las exigencias de un amor auténtico, corre riesgo de no llegar nunca a tener la gozosa experiencia de un amor verdadero”.

Una de las facetas más interesantes del encuentro es que, además de las ponencias teóricas, habrá mesas redondas sobre distintas experiencias docentes con el cine, e incluso talleres para experimentar y aprender a utilizar el cine como instrumento didáctico. El congreso está abierto a los profesores de Primaria, Secundaria y Universidad, y también a todo tipo de educadores (padres, formadores, catequistas, responsables de clubs y organizaciones juveniles, centros cívicos y culturales).

Entre otros ponentes, han confirmado ya su asistencia los directores de cine Rafael Gordon (“La mirada de Ouka Leele” o “Teresa, Teresa”), Thomas Grube (“Esto es ritmo”), Gustavo Ron (“Vivir para siempre”, “Mia Sarah”), y el crítico de cine y Presidente del Círculo de Escritores Cinematográficos Jerónimo José Martín.

Desde la perspectiva educativa, intervendrán el psiquiatra Enrique Rojas, el filósofo Alfonso López Quintás, la periodista Ninfa Watt y diversos profesores de las universidades Complutense y Autónoma de Madrid, Internacional de La Rioja, Católica de Murcia, y de Pau et des Pays de l´Adour de Francia. Hay también una ponencia de la Fundación Gift&Task, especializada en la educación de la afectividad a través del cine.

El Congreso ya cuenta con página web donde se puede ampliar la información sobre la matrícula y la asistencia: www.cinemanet.info/congreso-cine-y-educacion/

lunes, 5 de septiembre de 2011

Vídeo de la semana: "Tony Meléndez: alegría frente a la adversidad"

Tony Meléndez es un guitarrista, compositor y cantante nicaragüense que se ha hecho célebre por sus bellas canciones, pero más aún por tocar la guitarra... sin manos.

Debido a un medicamento que recetaron equivocadamente a su madre, Tony nació sin manos. Pero él aprendió a vivir con esa limitación. Aprendió a luchar y a salir adelante en la vida; a no lamentarse ni a refugiarse en la tristeza; a disfrutar de la vida, a trabajar sin manos, a convivir. A formar incluso una familia. Y a cantar su canción preferida a la persona que más admiraba: el Papa Juan Pablo II.

Un vídeo como el que hoy os presento resulta especialmente apropiado por los tiempos que corren. Es un vídeo alegre, ilusionante, inspirador…

Ojalá sepamos sacar partido de él, y transmitirlo a todos los que necesiten en este momento una especial inyección de esperanza y de optimismo.

viernes, 2 de septiembre de 2011

Paradojas de la comunicación digital (2): Desconectar para conectar

(Por Francisco J. Pérez-Latre)

La extraordinaria abundancia de información es un problema creciente que afecta al consumo de medios y otros contenidos, pero también a su calidad. Tenemos acceso a multitud de datos, pero con frecuencia nos falta el contexto y la posibilidad de interpretación. El incremento de la cantidad de información no lleva consigo mayor calidad en los conocimientos.

Hemos construido grandes autopistas de la información, pero nos hemos olvidado de enseñar a conducir. Por eso, con mayor cantidad de datos y noticias hará falta más prudencia y selección. Se refuerza la necesidad de ordenar la información y no precipitarse, buscando evidencias sólidas y acudiendo a las mejores fuentes.

Per se, la acumulación de información no nos hará más sabios. Los públicos necesitan el discernimiento necesario para seleccionar el menú adecuado y dedicar el tiempo pertinente. Al mismo tiempo, la abundancia de información no es un problema, sino una bendición para públicos que tienen más contenidos disponibles (y con frecuencia gratis). De esta manera pueden expandir sus posibilidades de acceso a información, conocimiento e investigación.

Las herramientas de comunicación digital y móvil han aumentado la rapidez en la transmisión de mensajes y noticias de última hora, facilitando la difusión global y la participación en tiempo real en distintos eventos. La velocidad de la información provoca efectos llamativos en cuestiones como la reputación de las personas, la difusión y ayuda en las catástrofes naturales, las campañas políticas, las movilizaciones sociales o las crisis económicas, como se está comprobando desde 2009.

Al mismo tiempo, la rapidez provoca errores de bulto, ayuda a extender rumores que pueden ser letales para la reputación, y puede dificultar la verificación y control de calidad de los contenidos. En la red, todos son “periodistas”, pero pocos son “editores”. La velocidad resulta ya imprescindible. Pero conviene subrayar la necesidad de reflexión para evitar precipitaciones. Necesitamos también precisión y calidad.

La epidemia del narcisismo

Otra de las cuestiones es la llamada “epidemia del narcisismo”, que, de forma algo paradójica, se hace compatible con un celo extraordinario por proteger la intimidad. La generación que algunos han definido como “generación del yo” busca activamente la “visibilidad”. Con una expresión que resulta significativa, en las redes sociales “creamos perfiles”, que resultan, de alguna manera, versiones mejoradas de nosotros mismos. Se trata de un proceso no exento de problemas que, al mismo tiempo, es parte del que da la oportunidad de tener una audiencia global de “amigos” y seguidores.

La “nube” almacena gran cantidad de información de los ciudadanos: vídeos, fotos y textos. Con frecuencia hemos perdido la pista de esos contenidos, pero están allí y pueden reaparecer en cualquier momento, ocasionando problemas diversos. No conservamos la “caja de cartas” con nuestras palabras e imágenes: hemos perdido la memoria y quizá hasta la capacidad de archivar.

Por eso surgen movimientos para que los consumidores puedan borrar su historial online. Se propone ya abiertamente el “derecho a ser olvidado”, seleccionando vídeos, fotos y textos en función del respeto a la dignidad y la imagen de los consumidores, que a veces necesitan también más conocimientos para comprender los “riesgos de la transparencia total”.

Desconectar para conectar

Estamos permanentemente conectados al mundo a través del móvil, en Twitter o Facebook, en el e-mail. Necesitamos estar en la red para acompañar a los amigos y familiares, o mantener el contacto con las redes profesionales. Pero la conexión permanente también genera inquietudes, y parece que se desmoronan las fronteras tradicionales entre la vida profesional y la vida familiar y de amistad. A la vez, surgen movimientos que proponen la “desconexión” y un estilo de vida más slow, que permita aprovechar mejor los mensajes y contenidos, encontrando verdaderos espacios de amistad y descanso, logrando “desconectar para conectar”.

En cierto modo, se podría hablar de una nostalgia de la desconexión, que resulta más valiosa cuanto más inalcanzable resulta. En realidad, el que necesite la conexión permanente no podrá poner en marcha proyectos con cierto calado, y estará abocado al flujo continuo de las novedades, que, paradójicamente, reducirá su productividad y eficacia.

jueves, 1 de septiembre de 2011

Creatividad responsable: "Un dedo de cerveza, dos dedos de frente"

La Asociación de Cerveceros de España y la Confederación de Consumidores y Usuarios (CECU) han convocado un certamen para promover entre los jóvenes el consumo moderado de cerveza. Hay 3 categorías: publicidad gráfica, publicidad audiovisual y microrrelatos.
Os hablo de este concurso por un doble motivo: me parece una iniciativasaludable y, además, me enorgullece ver que la pieza audiovisual más votada ("La pirámide de Plop") ha sido realizada por uno de mis alumnos: Humberto Torcal. ¡Enhorabuena, Humberto!
Quería compartir esto con vosotros. Y, si os gusta, os animo a que la votéis entrando en esta dirección: http://www.undedodeespuma.es/.
La publicidad debe ser con valores, y la cerveza... bien fresca. Salud.